BOTELLAS, CANTIMPLORAS, LICORERAS

¿BOTELLA O CANTIMPLORA?

¿Sabías que el origen de la palabra es el catalán cantimplora, formada por canta i plora ‘canta y llora’, una poética descripción que nos ofrece la lengua catalana del ruido que hace el agua al caer?  Yo tampoco, nadie sabe ese tipo de cosas.  Lo que sí sabemos es que no podemos estar mucho tiempo sin beber. Agua, sin beber agua.  Es de hecho el primer problema que se tiene que resolver en condiciones de supervivencia y lo que menos debemos olvidar si vamos a alejarnos de la ciudad. pero con una de nuestras opciones estarás más que cubierto.  Hay botellas térmicas, grandes, chicas, cantimploras, licoreras y otros aditamentos relacionados con beber, asunto irrenunciable para la vida.

HABLANDO DE BOTELLAS, EL TAMAÑO IMPORTA

Claro que sí, pero también la portabilidad.  Por eso hay muchas formas de llevar el agua a todas partes, con seguridad y estilo. Como el agua toma siempre la forma del recipiente que la contiene, no hay problema con los diseños ergonómicos y prácticos de envases de múltiples materiales: acero inoxidable, aluminio, plástico reforzado… Todos ellos muy ligeros y durables.  También hay kits que incluyen otro tipo de recipientes para usos culinarios, y no falta alguna licorera para brindar con los amigos bajo la luz de las estrellas.

¡Manténte siempre bien hidratado para que siga la aventura!

ADEMÁS DE UNA CANTIMPLORA….